Mártires de Rochefort: Juan Bta.,Miguel y Santiago

Mártires de Rochefort
Celebración: 18 de Agosto.

* BEATO JUAN BAUTISTA DUVERNEIL, (P. Léonard de Angoulême) Martir. Nació en Limoges en 1737. Algunos historiadores aventuran otro lugar y otra fecha de nacimiento;



* BEATO MIGUEL LUIS BRULARD Vió la luz en Chartres el 11 de junio de 1758. Martir del Convento de Charenton.

* BEATO SANTIAGO GAGNOT (Uberto di S. Claudio), vino al mundo en Frolois el 9 de febrero de 1753. Mártir de Nancy.

Los tres, por diversos caminos, siguieron la llamada al Carmelo Teresiano. Su vida en la Orden fue una generosa preparación para afrontar victoriosamente su futuro martirio.


Estos hermanos nuestros, por su fidelidad a Dios, a la Iglesia y al Papa, fueron objeto de hostigamiento, condena y prisión.
Hacinados con otros muchos compañeros en un barco negrero el Les deux asocies- , hubieron de sufrir toda clase de penalidades, privaciones e injurias. En esta situación dramática, supieron ejercitar para con los demás prisioneros los actos más delicados de caridad y de servicio.


Agotados por los sufrimientos físicos y morales, consumaron su martirio: El P. Juan Bautista el 1 de enero de 1794, el P. Miguel Luis el 25 del mismo mes y el P. Santiago el 10 de septiembre del citado año.

Estas muertes por la fe tuvieron lugar en la bahía de Rochefort, en el litoral atlántico de Charente-Maritime. Fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 1 de Octubre de 1995.

Oremos: Señor, Dios nuestro, que a los beatos Juan Bautista, Miguel Luis, Santiago, sacerdotes y compañeros mártires, diste la gracia de la fidelidad y del perdón en los momentos de sufrimiento y de prueba; concédenos, por su intercesión, vivir siempre fieles a tu Iglesia y abiertos a la reconciliación con nuestros hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo.



LITURGIA DEL 18 DE AGOSTO 
BEATOS JUAN BAUTISTA; MIGUEL LUIS Y SANTIAGO 
Mártires
(Rochefort 1794)
Del común de mártires
Memoria libre 

ORACIÓN COLECTA
Señor, Dios nuestro, que a los beatos Juan Bautista, Miguel Luis, Santiago, sacerdotes, y compañeros mártires, diste la gracia de la fidelidad y del perdón en los momentos de sufrimiento y de prueba, concédenos, por su intercesión, vivir siempre fieles a tu Iglesia y abiertos a la reconciliación con nuestros hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo. 

PREFACIO DE LOS SANTOS MARTIRES 

EL MARTIRIO, TESTIMONIO Y EJEMPLO


V./ El Señor esté con vosotros. 
R./ Y con tu espíritu. 
V./ Levantemos el corazón. 
R./ Lo tenernos levantado hacia el Señor. 
V/. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. 
R/. Es justo y necesario. 

En verdad es justo y necesario, 
es nuestro deber y salvación
 darte gracias 
siempre y en todo lugar, 
Señor, Padre Santo, 
Dios todopoderoso y eterno.

Porque la sangre del glorioso mártir san N., 
derramada, corno la de Cristo, 
para confesar tu nombre, 
manifiesta las maravillas de tu poder; 
pues en su martirio, Señor, 
has sacado fuerza de lo débil, 
haciendo de la fragilidad 
tu propio testimonio;
por Cristo nuestro Señor. 

Por eso, 
corno los ángeles te cantan en el cielo, 
así nosotros en la tierra te aclamarnos 
diciendo sin cesar: 

Santo, Santo, Santo ... 

PRIMERA LECTURA
Dichoso el hombre que soporta la prueba


Lectura de la carta del apóstol Santiago 1, 2-4. 12

Hermanos míos:
Considerad un gran gozo cuando os veáis rodeados de toda clase de pruebas, sabiendo que la autenticidad de vuestra fe produce paciencia; pero que la paciencia  lleve consigo una obra perfecta, para que seáis perfectos e íntegros, sin ninguna deficiencia.
Bienaventurado el hombre que aguanta la prueba, porque, si sale airoso, recibirá la corona de  la vida que el Señor prometió a los que lo aman.

Palabra de Dios.


Salmo  responsorial             Sal 33, 2-3. 4-5. 6-7. 8-9

V/. Gustad y ved qué bueno es el Señor.
R/. Gustad y ved qué bueno es el Señor.

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias. R/.

Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
El afligido invocó al Señor,
él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. R/.

El ángel del Señor acampa
en torno a quienes lo temen y los protege.
Gustad y ved qué bueno es el Señor;
dichoso el que se acoge a él. R/.

Aleluya 1Cor 1, 18

Aleluya, aleluya.
El mensaje de la cruz es necedad para los que se pierden;
pero para los que se salvan, para nosotros, es fuerza de Dios.
Aleluya.

EVANGELIO
El que pierda su vida por mi causa la salvará

  Lectura del santo evangelio según san Lucas 9, 23-26

En aquel tiempo, dirigiéndose a todos, decía Jesús:
― «Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz cada día y me siga. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se arruina a sí mismo? Pues si uno se avergüenza de mí y de mis palabras, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en su gloria, en la del Padre y en la de los ángeles santos».

Palabra del Señor.






Isidoro Bakanja



Beato Isidoro Bakanja
Mártir (Seglar miembro de la OCDS)
Celebración: 12 de agosto
OCarm: Memoria libre  

Nació el año 1885 en el entonces Congo Belga. De adolescente se hizo cristiano y fue el primer católico de su región. Fue devoto del rosario y del escapulario de la Virgen del Carmen. Hizo apostolado con la oración y con el testimonio de su vida cristiana y enseñando el catecismo a muchos compañeros de trabajo. 

El gerente de su empresa lo humillaba y golpeaba por su condición de cristiano. En cierta ocasión le exigió que se quitara el escapulario. Al no hacerlo, le golpeó con inaudita crueldad. Murió seis meses después, como consecuencia de las heridas recibidas y de otros golpes y humillaciones que le propinó durante su convalecencia. 

Antes de morir, perdonó a su verdugo y oró por su conversión. Falleció  el 15 de agosto de 1909. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1994.


Del Común de un mártir

Oficio de lectura

SEGUNDA LECTURA:
De la Homilía del papa Juan Pablo II en la beatificación de Isidoro Bakanja
Testimonio de la fe, coronada por el martirio


Isidoro Bakanja
Isidoro Bakanja, joven laico del Zaire, tú has sido un hombre de fe heroica. Como bautizado, llamado a propagar la Buena Nueva, tú has sabido compartir tu fe y dar testimonio de Cristo con tanta convicción que, para tus compañeros, parecía que formabas parte de los intrépidos fieles laicos que son los catequistas. Sí, bienaventurado Isidoro, plenamente fiel a las promesas de tu bautismo, tú has sido un auténtico catequista y has trabajado generosamente en África por la Iglesia y su misión evangelizadora.

En este día en que Nos proclamamos tus méritos, queremos rendir homenaje a todos los catequistas, esos colaboradores indispensables para la edificación de la Iglesia en el continente africano. Los catequistas preceden, acompañan y completan la obra de los sacerdotes entre su pueblo. En diversas épocas de la historia ellos han hecho posible que la fe sobreviviera a las persecuciones. Ellos saben ser verdaderos pastores, que conocen a sus ovejas y a quienes estas reconocen; y cuando es preciso, ellos defienden al rebaño a costa de su vida. Los catequistas son plenamente conscientes de que un gran número de sus hermanos y hermanas no pertenecen aún al aprisco y esperan de su solicitud fraterna el anuncio de la Buena Nueva. Con toda su actuación los catequistas rinden un verdadero testimonio de Cristo, el único Pastor.

Tu participación en el misterio pascual de Cristo, en la obra suprema de su amor, Isidoro, ha sido total. Porque tú quisiste permanecer fiel a toda costa a la fe de tu bautismo, y sufriste la flagelación, como tu Maestro. Tú perdonaste a tus perseguidores, como hizo tu Maestro desde la cruz, y te mostraste constructor de paz y de reconciliación.

En un África dolorosamente probada por las luchas entre etnias, tu ejemplo luminoso es un estímulo a la concordia y al acercamiento entre los hijos del mismo Padre celestial. Tú practicaste la caridad fraterna para con todos, sin distinción de raza o de condición social; tú te granjeaste la estima y el respeto de tus compañeros, muchos de los cuales no eran cristianos. Tú nos enseñas así el camino del diálogo necesario entre los hombres.

Tú nos invitas a acoger, a ejemplo tuyo, el don que sobre la cruz nos hizo Jesús de su propia madre. Revestido con el “hábito de María”, avanzaste, como ella y con ella, en tu peregrinación de fe; como Jesús, el Buen Pastor, llegaste hasta dar tu vida por las ovejas. Ayúdanos a nosotros, que tenemos que recorrer el mismo camino, a levantar los ojos hacia María y a tomarla por guía.

RESPONSORIO Mt 10, 17b. 24a. 38

R/. Os entregarán a los tribunales, os azotarán. * Un discípulo no es más que su maestro.
V/. El que no carga con su cruz y me sigue, no es digno de mí. * Un discípulo no es más.

Oración
Dios omnipotente y eterno, que llamaste a la luz del Evangelio al beato Isidoro y lo hiciste mártir de Cristo, concédenos, por sus méritos e intercesión, amar a todos y orar por los que nos persiguen. Por nuestro Señor Jesucristo

San Alberto de Trápani

San Alberto de Trápani
Presbítero de Nuestra Orden.
Celebración: 7 de Agosto.
Fiesta para O.Carm - Memoria O. para OCD.

Nació en Trapani (Sicilia) en el siglo XIII. Adolescente aún, ingresó en el Carmelo. 

Se distinguió por la fogosidad de su predicación evangélica y por la fama de sus milagros. 

Por el año 1296 ejercía el cargo de provincial de Sicilia. 

Célebre por su apasionado amor a la pureza y a la oración, murió en Mesina, probablemente el 1307. 

Oremos: Señor, Padre Santo, que hiciste de San Alberto un modelo de oración y de pureza y un fiel servidor de la Virgen María; concédenos revestirnos de sus virtudes para participar dignamente en el banquete eterno de la gloria. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

                               VII° Centenario de la muerte de S. Alberto de Trápani

Nació en Trápani (Sicilia) en el siglo XIII. Se distinguió por la dedicación a la predicación mendicante y por la fama de sus milagros. En los años 1280 y 1289 estaba en Trápani, y poco después en Mesina. En el año 1296 gobernaba la Provincia carmelita de Sicilia como Provincial. Célebre por su amor apasionado a la pureza y a la oración. Murió en Mesina probablemente en 1307. Fue el primer santo que recibió culto en la Orden Carmelita, y por tanto fue considerado su patrono y protector o "padre", título que compartió con otro santo de su tiempo, Ángel de Sicilia. En el siglo XVI se estableció que cada iglesia carmelita le dedicase un altar. Muy devotos suyos fueron también santa Teresa de Jesús y santa María Magdalena de Pazzis.
Fuente de esta noticia y de los enlaces: http://www.ocarm.org/esp/index.php


Index (English)
St. Albert of Sicily (of Trapani, degli Abati)A saint of yesterday for todayThe liturgical cultThe iconography

Indice (Española)
Un Santo de ayer para hoy El culto litúrgico La iconografía del Santo

Indice (Italiana)
Un santo di ieri per oggi Il culto liturgico L’iconografia del santo Sant'Alberto degli Abbati (scaricare)Sant'Alberto degli Abbati - Patrono di Trapani (sito web) 





En el Centro Internacional S. Alberto en Roma se conserva un cuadro de uno de los santos más venerados por los carmelitas. El santo en cuestión es San Alberto de los Abades, dicho también de Trápani, su ciudad natal. Muerto probablemente en 1307, el Santo se distinguió como predicador y taumaturgo, y fue el primero en tener un culto específico en la Orden, que lo considera como su “padre”, título que comparte con otro santo de su tiempo, el mártir Angelo de Sicilia. En la parte inferior del cuadro un cartel lleva escrito en latín: “Studiorum meccenati divo Alberto theologiae bacconicae candidati tabulam inaugurarunt 1704”. Se trata de la dedicación hecha por los religiosos estudiantes en el Studium Generale de la Transpontina a su Patrón. El origen del cuadro está ligado a una curiosa historia.



En el curso de la segunda mitad del siglo XVII el curriculum de los estudios para la consecución de grados académicos sufrió en la Orden notables variaciones, tanto en los contenidos como en las condiciones pedidas para el acceso a cualquier grado, como también en la conformación y organización misma que las casas de los estudiantes deberían tomar, incluso con respecto a horarios y períodos de lecciones y las relativas vacaciones. Los aspectos normativos del curriculum de los estudios, ordenados en las Constituciones del 1625, fueron modificados y cambiados por las intervenciones de los sucesivos Capítulos Generales y sobre todo con la acción de un Prior General, Juan Feijóo de Villalobos. Éste, en 1692, dio una serie de decretos demasiado exigentes sobre los estudios de la Orden. El programa de Feijóoo, haciéndose eco de la práctica española, se demostró impracticable en otras partes, especialmente en Italia. De aquí que surgieran numerosas protestas de varias partes.

Cuando en abril del 1700, el Prior General siguiente, Carlo Filiberto Barbieri, quiso verificar si los estudios se habían cumplido según tales decretos, los estudiantes del Studium Generale de la Transpontina, que era entonces uno de los de más prestigio en la Orden, recurieron a la Congregación de Obispos y Regulares para obtener la dispensa y continuar la consecución de grados y el continuar con la ordenación del studium en sus días de escuela y en sus días de vacaciones, como era la costumbre por más de cien años en el mismo studium. Así pues, el 9 de septiembre obtuvieron un decreto favorable a ellos y confirmado con un Breve de Clemente XI con fecha de 9 de septiembre de 1701. Con tal decisión estaba de acuerdo también el Prior general Barbieri, que ya se había pronunciado a favor de los estudiantes de la Transpontina.

Hubo algunos religiosos “celadores” (entre los cuales parece que había alguno del gobierno central de la Orden) que se opusieron a tal decisión. De aquí un nuevo recurso siempre a la susodicha Congregación de Obispos y Regulares y, por caminos pocos claros, dichos “celadores” obtuvieron la suspensión del breve pontificio. Reaccionaron los estudiantes y promovieron ante la Santa Sede un proceso contra los “celadores” que se definían “La Religión Carmelita”, sin manifestar nunca el propio nombre.

La causa fue tratada por la citada Congregación. Duró varios meses, con la escucha y el examen de los motivos de una y otra parte y de los inconvenientes y observaciones señalados por los defensores de emtrambas partes. Al final, el 10 de noviembre de 1702, quedó decretado írrito y nulo todo cuanto habían obtenido los “celadores” y se daba plena satisfacción a los estudiantes de la Transpontina, confirmando cuanto ellos habían obtenido del Papa.

Cuando el Capítulo General del 1704 puso al día sencillamente la parte de las Constituciones que trataba de los estudios, eliminando leyes y ordenanzas establecidas por Villalobos en el 1692, los estudiantes festejaron el acontecimiento, que confirmaba una vez más sus “derechos” y ofrecieron al Prior General en señal de reverencia el cuadro de San Alberto, de quien no se conoce el autor. Emanuele Boaga, O. Carm.
Fuente:http://carmelitas.info/citoc/citoc/octubre_diciembre%202004/esp_citoc_octubre_diciembre_2004_cultura.htm 



Celia Guerín y Luis Martin, canonizados el 18 de octubre de 2015

Santos 
Luis Martin y Celia Guerín
laicos, esposos y
padres de Santa Teresa de Lisieux,
canonizados en Roma el 18 de octubre de 2015




Santos del Carmelo en facebook

Síguenos y dale al "Me gusta" si deseas recibir publicaciones AQUÍ:  https://www.facebook.com/santosdelcarmelo/ @santosdelcarmelo

Mariam Baouardy

Santa María de Jesus Crucificado
Vírgen de nuestra Orden
Celebración litúrgica: 25 de Agosto


Mariam Baouardy, de origen árabe, nacida cerca de Nazaret, con el nombre de María de Jesús Crucificado, santa católica que fue monja de la Orden de Carmelitas Descalzos de la Iglesia greco-católica melquita. Sus padres eran greco-católicos originarios de Siria y de Líbano. 
Beatificada por el Papa Juan Pablo II el 13 de noviembre de 1983.
Canonizada por el Papa Francisco el 17 de mayo de 2015.










Resumen Biográfico:
María Baouardy, descendiente de una familia grecomelquita católica, vió la luz en Abellin, localidad de Galilea, el 5 de enero de 1846.

En 1849 sus padres mueren y es adoptada por un tío paterno.
Ingresó en el convento de las carmelitas descalzas de Pau (Francia) el 27 de julio de 1867 e inicia el noviciado.
El 21 de agosto de 1870 llega como cofundadora a Mangalore, ciudad de la India y se consagra a Dios con los votos religiosos.

Vuelve al Monasterio de Pau (Francia) en 1872.
Tres años más tarde, el 20 de agosto de 1875 se trasladó a la fundación de Belén en Tierra Santa.

Allí levantó un monasterio y entre mayo - junio de 1878 va a Meaux, Monte Carmelo, el Tabor y finalmente procuró la erección de otro Monasterio en Nazareth.

Fue probada con varios fenómenos sobrenaturales y dotada de extraordinarias gracias, pero principalmente de humildad.

Sobresalió, además, por su acendrada devoción al Espíritu Santo y su ardiente amor a la Iglesia y al Romano Pontífice.
El 21 de agosto de 1878, se fractura el brazo izquierdo en el huerto conventual de Belén.

Entrega su alma a Dios el 25 de agosto de 1878.
El 13 de noviembre de 1983 fue beatificada de Juan Pablo II.
Canonizada por el Papa Francisco el 17 de mayo de 2015.

Canonización de la Beata María de Jesús Crucificado 

“ Os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo.” 
(Lc 2,10)

Nuestra hermana, la Beata María de Jesús Crucificado, Mariam Baouardy (1846-1878), 
será canonizada el 17 de Mayo de 2015 en Roma.

Nacida en Galilea, Mariam vivió en Egipto,  en el Líbano, en Francia, en India y terminó su corta vida en Belén.  Ella es un puente entre los cristianos de Oriente y de Occidente y nos invita a vivir más intensamente la comunión de los santos en el soplo del Espíritu Santo.

“En ella, todo nos habla de Jesús”, dijo San Juan Pablo II.  Nos regocijamos que esta flor de la Tierra Santa sea dada como un ejemplo para la Iglesia universal y particularmente para el Próximo y Medio Oriente. Es una grande alegría, un signo de esperanza y de apoyo para los cristianos de Oriente!

Esta canonización se realizará en el año de la Vida Consagrada y del Quinto Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Ávila, reformadora del Carmelo.  Mariam, digna hija de la Madre Teresa, se convierte en la primera santa carmelita del Oriente Próximo.

Unimos nuestra alegría a la de toda la familia carmelitana, los amigos del Carmelo, las Iglesias del Oriente Próximo y de Oriente Medio y a todos aquellos que se sienten cautivados  por el testimonio y el mensaje de Mariam.

Sus Hermanas Carmelitas de Tierra Santa
Febrero  2015

Beatificación del Año de la fe - Mártires del s.XX en España


El grupo de 522 mártires está integrado por:
• 2 Obispos
• 1 Obispo auxiliar
• 82 sacerdotes diocesanos 
133 sacerdotes profesos de distintas congregaciones (10 carmelitas, 1 carmelita de antigua observancia, 6 claretianos, 11 de la congregación de la misión, 15 hijos de la Sagrada Familia, 5 de los Sagrados Corazones, 2 dominicos, 1 de los hermanos menores, 15 operarios diocesanos, 20 capuchinos, 12 mercedarios, 6 de la Santísima Trinidad, 23 benedictinos, 1 de la pequeña obra de la Divina Misericordia y 5 Redentoristas)
• 247 religiosos y clérigos de distintas congregaciones (5 carmelitas descalzos, 13 carmelitas de antigua observancia, 17 claretianos, 3 de la congregación de la misión, 4 de la congregación de la Sagrada Familia, 74 hermanos de La Salle, 1 de la orden de los frailes menores, 13 capuchinos, 7 mercedarios, 15 benedictinos, 24 de la orden de San Juan de Dios, 66 maristas, 1 redentorista y 4 carmelitas de la enseñanza)
• 45 religiosas (3 franciscanas misioneras de la Madre del Divino Pastor, 28 hijas de la caridad de San Vicente de Paúl, 9 mínimas descalzas de San Francisco de Paula, 4 siervas de María misioneras de los enfermos y 1 del Instituto Calasanzio de la Divina Pastora
• 3 seminaristas
• 2 postulantes y
• 7 Laicos











Presunto milagro atribuido a los beatos Luis Martín y Celia Guérin, padres de santa Teresa de Lisieux

Miércoles 22 de Mayo de 2013

Monseñor Osoro clausura la investigación diocesana sobre un presunto milagro en una niña valenciana de 4 años.

Ocho médicos testifican en la causa sobre su curación “inexplicable”
  

VALENCIA, 21 MAY. (AVAN).- El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha clausurado hoy, martes, la fase diocesana del proceso canónico sobre un presunto milagro en una niña valenciana, llamada Carmen, que hoy cuenta 4 años de edad, atribuida a la intercesión de los beatos franceses Louis Martín y Zélie Guerin, padres de santa Teresita de Lisieux.
En el proceso remitido a Roma, sobre la curación “científicamente inexplicable”, han testificado un total de 18 personas, entre ellas ocho médicos, según se ha hecho constar esta tarde en la clausura de la causa que ha tenido lugar en el Palacio Arzobispal y en la que han participado dos obispos franceses, además de los padres de la niña valenciana, entre otros familiares.
Según ha explicado el postulador de la causa, el religioso carmelita italiano Antonio Sangalli, que será el encargado de llevar a Roma y presentar en la Congregación para las Causas de los Santos toda la documentación sobre el presunto milagro, la niña valenciana “nacida prematura (en octubre de 2008) después de un embarazo muy difícil, sufrió múltiples patologías, entre ellas, una doble septicemia y una hemorragia cerebral intraventricular izquierda Grado IV”.
Los padres de la niña, “viendo el peligro `quod mortem´, se volvieron inmediatamente a Dios y a la Virgen y gracias a la intervención del monasterio de la Carmelitas descalzas de Serra, los padres, la familia y los amigos empezaron una novena de oración a los beatos esposos Martin”.
“Así comenzó”, ha señalado Sangalli, “una real e intensa comunión de oración en el seno de los padres, de la familia, de los amigos, del monasterio de Serra, de todos aquellos preocupados por la pequeña Carmen, luchando contra una muerte segura”.
“Un acontecimiento verdaderamente inusual”
A partir de entonces, se produjo una progresiva recuperación de la niña, hasta su “restablecimiento asombroso, sin explicación médica alguna”, por lo que el postulador ha asegurado que tuvo la sensación de encontrarse “frente a un acontecimiento verdaderamente inusual, que merecía una investigación más profunda”.
Igualmente, Sangalli ha explicado que a lo largo de la investigación “se han escuchado 18 testimonios: los padres y los abuelos de Carmen, su maestra, un sacerdote, cuatro carmelitas de Serra y ocho médicos”.
Por último, el postulador ha alentado a “repetir con fuerza que los Martin son un matrimonio especial, un ejemplo para nuestras familias de hoy; son maestros en el campo de la fe, de la educación a la santidad doméstica, eclesial y social”.
Por su parte, monseñor Osoro, que ha dado “las gracias al Señor por este hecho que queremos presentar al Santo Padre como un milagro realizado en Carmen”, ha definido a los padres de santa Teresita de Lisieux como “una referencia y un ejemplo a imitar que vivieron en atención constante a Dios y atentos a sus signos y sus gustos”. Igualmente, ha calificado como un “precioso gesto” la forma de actuar de los padres de la niña valenciana, “porque creísteis en la intercesión de los beatos y pusisteis, a través de sus manos, a vuestra hija en manos de Dios” y ha agradecido también a la comunidad de carmelitas de Serra su actitud en todo el proceso “porque también a través de vosotras vemos como Dios se hace presente”.
Clausura fase diocesana
La clausura de la fase diocesana, que ha tenido lugar esta tarde en el Palacio Arzobispal, ha contado con la participación de los obispos de las diócesis francesas de Bayeux-Lisieux y de Séez (Alençon), monseñores Jean-Claude Boulanger y Jacques Habert, así como del rector y el abad de la basílica de Lisieux, monseñor Bernard Lagoutte y Thierry Henault-Morel, respectivamente.
Tras la clausura, el proceso será remitido a la Santa Sede, donde continuará la investigación. Si finalmente se aprobara el milagro, los padres de Santa Teresita serían canonizados, han añadido fuentes de la delegación diocesana para las Causas de los Santos.
La apertura del proceso canónico sobre el posible milagro fue presidida en Valencia por monseñor Carlos Osoro en el Palacio Arzobispal el pasado 7 de enero, cuando se constituyó un tribunal que, desde ese día, ha recogido documentación y testimonios, entre ellos los de varios médicos, acerca de la curación inexplicable de la niña valenciana.
(Fotos: Alberto Sáiz)
(Video: Imágenes: Víctor Gutiérrez. Edición: Samuel Martos)
Servicio Audiovisual Diocesano

MENSAJE POR EL 450 ANIVERSARIO DE FUNDACION DEL CARMELO


             MENSAJE POR EL 450 ANIVERSARIO DE FUNDACION DEL CARMELO

Ciudad del Vaticano, 16 julio 2012 (VIS).-Benedicto XVI ha enviado un mensaje a monseñor Jesús García Burillo, obispo de Ávila (España), con motivo del 450 aniversario de la fundación del monasterio de San José en Ávila y el inicio de la reforma del Carmelo por Santa Teresa de Jesús. El texto, del que ofrecemos a continuación amplios extractos, está fechado el 16 de julio en el Vaticano.

“La reforma del Carmelo, cuyo aniversario nos colma de gozo interior, nace de la oración y tiende a la oración. Al promover un retorno radical a la Regla primitiva, alejándose de la Regla mitigada, santa Teresa de Jesús quería propiciar una forma de vida que favoreciera el encuentro personal con el Señor, para lo cual es necesario 'ponerse en soledad y mirarle dentro de sí, y no extrañarse de tan buen huésped'”.

“Santa Teresa propuso un nuevo estilo de ser carmelita en un mundo también nuevo. Aquellos fueron 'tiempos recios'. Y en ellos, al decir de esta Maestra del espíritu (...) 'Estáse ardiendo el mundo, quieren tornar a sentenciar a Cristo, quieren poner su Iglesia por el suelo. No, hermanas mías, no es tiempo de tratar con Dios asuntos de poca importancia'. ¿No nos resulta familiar, en la coyuntura que vivimos, una reflexión tan luminosa e interpelante, hecha hace más de cuatro siglos por la Santa mística?”.

“El fin último de la Reforma teresiana y de la creación de nuevos monasterios, en medio de un mundo escaso de valores espirituales, era abrigar con la oración el quehacer apostólico; proponer un modo de vida evangélica que fuera modelo para quien buscaba un camino de perfección, desde la convicción de que toda auténtica reforma personal y eclesial pasa por reproducir cada vez mejor en nosotros la 'forma' de Cristo (...) También hoy, como en el siglo XVI, y entre rápidas transformaciones, es preciso que la plegaria confiada sea el alma del apostolado, para que resuene con meridiana claridad y pujante dinamismo el mensaje redentor de Jesucristo. Es apremiante que la Palabra de vida vibre en las almas de forma armoniosa, con notas sonoras y atrayentes”.

“En esta apasionante tarea, el ejemplo de Teresa de Ávila nos es de gran ayuda. Podemos afirmar que, en su momento, la Santa evangelizó sin tibiezas, con ardor nunca apagado, con métodos alejados de la inercia, con expresiones nimbadas de luz. Esto conserva toda su frescura en la encrucijada actual, que siente la urgencia de que los bautizados renueven su corazón a través de la oración personal, centrada también, siguiendo el dictado de la Mística abulense, en la contemplación de la Sacratísima Humanidad de Cristo como único camino para hallar la gloria de Dios”.

“La fuerza de Cristo conducirá igualmente a redoblar las iniciativas para que el pueblo de Dios recobre su vigor de la única forma posible: dando espacio en nuestro interior a los sentimientos del Señor Jesús buscando en toda circunstancia una vivencia radical de su Evangelio. Lo cual significa, ante todo, consentir que el Espíritu Santo nos haga amigos del Maestro y nos configure con Él. También significa acoger en todo sus mandatos y adoptar en nosotros criterios tales como la humildad en la conducta, la renuncia a lo superfluo, el no hacer agravio a los demás o proceder con sencillez y mansedumbre de corazón. Así, quienes nos rodean, percibirán la alegría que nace de nuestra adhesión al Señor, y que no anteponemos nada a su amor, estando siempre dispuestos a dar razón de nuestra esperanza”.

Fuente
VATICAN INFORMATION SERVICE
AÑO XXII - N° 139
FECHA 16-07-2012
 
Información tomada de internet sin fines de lucro y netamente con el objetivo de formar e informar.
La fotografía del Monasterio es propiedad de IDJMP.

Beata M. Josefina de Jesús Crucificado



Beata María Josefina de Jesús Crucificado
(Maria Giuseppina di Gesú Crocifisso)
Carmelita Descalza
Nápoles, 18 de febrero 1894 - Nápoles, 14 de marzo 1948

Memoria litúrgica: 26 de junio

1894    El 18 de febrero, Josefina Catanea, llamada Pinella, nace en Nápoles.
               El 22 de febrero recibe el Bautismo.

1904    En la 2da. Mitad de mayo: la primera Comunión.
               30 de mayo: recibe la Confirmación de manos de mons. Cigliano.

1918    El 10 de marzo: Después de estudiar negocios, ingresa en la Comunidad de las Carmelitas Descalzas de Santa María de los “Ponti Rossi”, fundada por voluntad de su hermana Antonietta.
               El 25 de diciembre: inicio de una serie de enfermedades (tuberculosis, parálisis y meningismo espinal), que la atormentan por cinco años.

1923    El 26 de junio: prodigiosa curación obtenida por la intersección de san Francisco Javier. Es el comienzo de un apostolado que la "monja blanca", como se le llamó, llevará a cabo durante toda su vida, recibiendo en el Monasterio todo tipo de enfermos. Su abnegación  continuará sin interrupción, incluso cuando a los 50 años, se ve forzada a usar una silla de ruedas.

1932    7 de diciembre: aprobación del monasterio por parte del Papa Pio XI, como Carmelo teresiano de la IIª Orden, con clausura papal y bajo la jurisdicción del arzobispo de Nápoles.

1933    30 de enero: toma de hábito religioso
            6 de agosto: profesión solemne y velación.
          1 de septiembre: la estatua de la Virgen del Carmen de Stella Maris (Israel) visita a las monjas en el monasterio.

1934    2 de abril: viene elegida subpriora.

1945    29 de septiembre: fue elegida priora.

1948    14 de marzo: muerte de sor M. Josefina.
            27 de marzo: sepultura con depósito canónico.
            27 de diciembre: introducción del proceso informativo diocesano.

1950   27 de marzo: reconocimiento canónico de los restos mortales y traslado a la iglesia anexa al Carmelo.

1952    18 de febrero: clausura del proceso informativo diocesano.

1964    5 de mayo: la Sagrada Congregación de los Ritos declara que en los escritos de la Sierva de Dios no hay nada contrario a la fe y a la moral.

1977    4 de abril: el cardenal C. Ursi, arzobispo de Nápoles, autoriza instruir el Proceso Apostólico.
20 de junio: apertura del Proceso Apostólico.

1980    26 de junio: clausura del Proceso Apostólico.

1987    3 de enero: el Papa  Juan Pablo II  firma el Decreto sobre la heroicidad de las virtudes.

2007    17 de diciembre: el Papa Benedicto XVI, firma el Decreto “super miro”.

2008    1 junio: Beatificación presidida en la Catedral de Nápoles por el Cardenal Crescenzio Sepe; el Rito de Beatificación por el cardenal Saraiva Martins José; bajo el gobierno del Papa Benedicto XVI.
            2 junio: en la Iglesia del monasterio, el Prepósito General de los Carmelitas Descalzos, padre Luis Aróstegui, preside la Eucaristía de acción de gracias.